Radio Sanfurgo en espera de la licencia de la SCD
SOLO TRANSMISIÓN DE PRUEBA
El tiempo en Santa Cruz

Sobre la Ley de TV digital que se tramita en el Senado en Chile

jueves, 16 de junio de 2011

El siguiente artículo ha sido extraído textualmente:

TV digital: cada vez más cerca

El gobierno y el Congreso deben asegurarse que la migración a la televisión digital no signifique hacer más cara la vida de todos.

En el Senado ha seguido avanzando la discusión del proyecto de ley que permite la introducción de la televisión digital. Si no se hacen cambios sustanciales, los hogares deberán hacerse la idea de que los cambios prometidos sólo serán posibles para quienes puedan pagar una nueva cuenta: la de televisión.
El proyecto tiene significativas consecuencias, no sólo porque la televisión dejará de ser gratuita, sino porque determinará la forma que la libertad de expresión va a tomar en nuestro país, al menos en lo que se refiere al derecho de unos pocos (los concesionarios de televisión de emitir información, y el derecho de los hogares, de recibirla). Así, debemos tener presente que no se trata de una cuestión técnica, sino de algo que tiene que ver con la cultura, la educación y con el tipo de sociedad que estamos construyendo. Ello es más importante si consideramos que en prácticamente todos los hogares hay al menos un televisor, que en promedio se ven más de tres horas diarias de televisión y que el 68% de los hogares más carenciados de nuestro país sólo ve televisión de libre recepción.
El proyecto ha mejorado entre lo que era inicialmente y lo que resultó aprobado en la Cámara de Diputados, pero aún hay cuestiones que deben ser modificadas. En el Senado está la oportunidad de hacer de Chile un país más igual, y para ello es indispensable que se eliminen todos los vestigios que puedan traer consigo la imposición de cobros directos o indirectos a los televidentes. No es posible que sobre bienes públicos, como el espectro electromagnético, entregados gratuitamente y sin ninguna clase de concurso o licitación, se genere televisión de pago.
Ello sólo segmentará el tipo de contenidos de los concesionarios de televisión, haciendo que quienes puedan pagar, accedan a más y nuevos contenidos, mientras quienes no puedan hacerlo, tengan que seguir viendo más de lo mismo. Con ello la demanda ciudadana de tener contenidos más diversos y menos centralizados será real sólo para quienes puedan pagar la nueva cuenta. Esta cuenta además se puede producir porque los canales de libre recepción puedan cobrar a los operadores de televisión de cable y satelital por retransmitir sus señales o llevar en su programación, indiscriminadamente, a todos los canales.
El gobierno y el Congreso deben abocarse a proteger los intereses de los ciudadanos, de asegurarse que la migración a la televisión digital no signifique hacer más cara la vida de todos. Las empresas son capaces de defenderse solas. Cabe esperar que en la discusión no se olvide que lo realmente relevante es que todos los hogares de Chile puedan ver más y mejor televisión, sin importar si ésta llega por aire, cable, satélite o internet.
Sólo así permitiremos que el acceso a la información y entretención que aporta la televisión, no discrimine por ingreso o el lugar en que se vive. No se trata de un asunto técnico, sino de la forma en que se ejercen los derechos fundamentales, de la forma en que el Estado garantiza a los ciudadanos que puedan desarrollarse plenamente.

FUENTE:
- - - - -

ENCUESTA TV


CONTACTO

foxyform