Radio Sanfurgo en espera de la licencia de la SCD
Sin transmisión en estos momentos
El tiempo en Santa Cruz

El picaflor o Colibri

sábado, 12 de mayo de 2012

(Leer este artículo en su fuente original AQUÍ)
El artículo siguiente nos ayuda a conocer nuestro Medio Ambiente y a mejorar nuestra relación con el, evitando intervenirlo negativamente y, más bien, ayudar a su protección:
"El picaflor o colibrí es un ave silvestre con un metabolismo muy exigente. Agitan sus alas unas cincuenta veces por segundo, los latidos de su corazón son muy rápidos y poseen una alta temperatura corporal. Requieren elevadas cantidades de azúcares para poder sobrevivir. Colocando bebederos especiales para ellos y flores de atractivos colores, ricas en néctar, estas aves visitarán el jardín diariamente y hasta elegirán un arbusto en donde anidar.

Características físicas de los colibríes

Son aves pequeñas, naturales del continente americano. Existen más de 300 especies con distintas características. El más pequeño habita en Cuba y mide aproximadamente 5,5 cm. Es conocido como colibrí zunzuncito o elfo de las abejas. El más grande mide unos 25 cm. es de color grisáceo y se lo conoce como colibrí gigante. Habita las regiones andinas a partir de los 1.500 m sobre el nivel del mar, desde el Ecuador hasta la Argentina y Chile.
El pico también varía en las distintas especies y su lengua es larga y tiene la capacidad de succionar el néctar de las flores. La mayor diversidad de especies se encuentra en Ecuador y son muy abundantes en los países centroamericanos; Colombia y Venezuela. Sin embargo, se los encuentra desde Alaska hasta Tierra del Fuego. El más popular es el de color verde metálico. Pesan tan sólo entre 2 y 20 gramos.
Antaño se les mató por millones a fin de decorar los sombreros femeninos europeos, lo que posiblemente llevó al exterminio de varias especies. Hoy en día continúa el peligro de extinción de diversas variedades en distintas regiones de América.

Alimentos necesarios para el colibrí: flores, bebederos e insectos.

La energía la obtiene del néctar de las flores que tiene alto contenido en azúcares, que les provee las calorías necesarias para el vuelo. Las proteínas las obtienen alimentándose de pequeños insectos.
En los jardines se pueden colocar bebederos para picaflores. Estos tienen unos apliques que imitan flores, con los colores que son llamativos para ellos. Deben ser llenados regularmente con una mezcla de agua y azúcar. Tomarán de ellas en vuelo, como lo hacen con las flores, por lo que se deben colgar entre las plantas. Es importante renovar la mezcla azucarada para que no se contamine con bacterias u hongos. Es aconsejable colocar más de uno, porque generalmente el macho se adueña de la provisión y no deja acercarse a otros ejemplares.

Para balancear su nutrición, el jardín debe tener flores abundantes en néctar. Se alimentan cada diez minutos a lo largo de todo el día, y consumen usualmente unos dos tercios de su peso corporal en un solo día.

Plantas que atraen picaflores

Los picaflores se alimentan del néctar de las flores y eligen las de color rojo, naranja, amarillo y rosa. Prefieren las flores de forma tubular como las campanillas, aljabas, abelias, madreselvas y rosa china.
Si se planifica un bancal de flores con una floración escalonada desde principio de la primavera hasta las primeras heladas, el jardín será un hábitat favorable para estas particulares aves. Irán de flor en flor en busca del néctar y sorprenderán con su vuelo a quien camine por el jardín.

El vuelo del colibrí

Su vuelo requiere un alto consumo de energía. Mueve sus alas a de 50 a 70 veces por segundo. A diferencia de otros pájaros los colibríes pueden permanecer suspendidos en un punto fijo o inclusive volar hacia atrás. Por ello se los compara con el vuelo del helicóptero. Esto se debe al movimiento de batido de sus alas, que no es como en el resto de las aves. Es muy difícil para el ojo humano ver las alas durante el vuelo o mientras se alimenta. Parece como suspendido en el aire y se escucha un zumbido, como un susurro, que se debe a la rápida vibración de las alas.

El nido del colibrí

Las hembras construyen un pequeño nido, a veces del tamaño de una nuez. En su interior colocan tela de araña, algodón, liquen o musgo. Eligen arbustos de poca altura y los disponen sobre una rama o una hoja. Tienen dos huevos por vez y los empollan durante dos semanas. Los pichones o polluelos son alimentados durante aproximadamente un mes por la hembra.
En las plumas del colibrí se mezclan los más diversos matices de los colores del arco iris junto con reflejos metálicos. Es parte de la naturaleza exótica del continente americano y de leyendas precolombinas. Es único en su vuelo y tenerlo de invitado en el jardín es un regalo para los sentidos.

FUENTE:
- - - - -

ENCUESTA TV


CONTACTO

foxyform